• kacarea

Títulos, un dolor de cabezas garantizado

Actualizado: mar 30


Todos hemos pasado por ese proceso, encontrar el título para nuestra obra. Aún no conocemos quién no haya escrito un sinfín de ellos, esperando que sea el que nos indique pertenecer a la obra que hemos o estamos escribiendo, que aparece en los archivos como: “sin título”. De hecho, ahora que lo pensamos…, ese podría ser un buen título… jajaja.


No existe una fórmula mágica que nos ayude a crear el título que le dé nombre a una obra literaria, canción, obra de teatro, etc. Los títulos son el resultado de un arduo trabajo tan exhaustivo como extenuante.

Antes de escribir este artículo estuvimos buscando por todos lados si había o existía, quizás, algo como una aplicación (hoy en día todo es App); pero, no, no encontramos nada que se asemejara, aunque encontramos una página web para generar nombres que, además, ayudan a crearlos para negocios y sí, confesamos que intentamos utilizarlo para obtener un título atractivo y, no, no lo conseguimos. Termino siendo algo sin sentido lo que nos trajo de regreso al viejo sistema. Si sabemos que hemos hecho referencia a él en el pasado, pero es que en verdad funciona y está de más mencionar que somos fieles devotos del papel y el lápiz; les aseguramos que no hay nada como esto, de no ser útil Nick Jonas, no lo emplearía constantemente durante las audiciones de The Voice. Esto quiere decir que sí, ¡sí funciona! Pudiéramos usar un bloque de notas digital, o el Quick note, pero es obvio que nada sustituirá la libreta de papel y el lápiz entre los dedos que, además, nos ayuda cuando utilizamos el lápiz como palillos de batería mientras nuestro cerebro va lanzando ideas hasta que algo hace clic, y lo escribimos para dar paso al siguiente nombre.


Escribir a manos

No es un proceso sencillo, hay que tomar su tiempo, ir lanzando ideas una tras otra y anotar cada una de ellas hasta que al final, al leer y repasar por ciento setenta cinco veces el listado, se nos abren los ojos y ¡Ahí está! Entre ese mar de palabras sin un orden en particular, allí está esperando ser descubierto, el título que finalmente dará nombre a nuestra obra.

Podemos lanzarte aquí un listado de títulos ya más que conocidos, darte ejemplos de cómo fueron compuestos, de las combinaciones o incluso de títulos que no parecen tener nada que ver con la historia. Les recomendamos que hagan sus listas, no se desesperen, como dijimos antes es un proceso que toma tiempo, pero podemos sugerir algunas ideas para hacerlo algo más agradable. Por ejemplo, escuchar música, en inglés o en español o el idioma que hables. La música resulta muy estimulante. Otra forma es continuar escribiendo la historia y, de pronto, algunos de los personajes te dirán el título (algo que suele suceder muy a menudo).

No te tortures, continúa trabajando y ya verás cómo te llegara el título o quizá, las musas te visiten tanto para el título como para la trama, pero descuida, de eso ya hablaremos en otra entrada.


83 vistas

© 2016 Abril 8 Kacarea.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram