• kacarea

Serif, San Serif, Regular, Bold, Itálica ¿Qué es eso?


Estos nombres corresponden a las familias tipográficas de las fuentes que harán lucir hermosas las páginas de tu libro.


¿Terminaste tu libro, contrataste un corrector y realizó un gran trabajo? ¡Sensacional! Ahora hay que embellecer el interior. Es allí en donde entra un señor o una señora… (un momento que no somos tan formales); se les conocen como diseñadores editoriales. Son quienes harán ese trabajo, a esta parte se le llama maquetación, diseño interior del texto, layout (para los que le dan al idioma inglés). Esto en caso de que no te animes a hacerlo tú mismo, cosa que no te recomiendo y te explico por qué no sería una muy buena idea. Una mala maquetación puede resultar en un desastre estético y de compaginación para tu libro.

Imagínate si eres goloso como yo con el dulce, entras a la tienda y de todos quieres probar ¡Vamos, que terminas con un empalague que ya te cuento! Pues así, vas a terminar cuando te encuentres con el mundo de las fuentes tipográficas.

Que si serif… que si san serif, bold, regular…, y sucesivamente. De ese modo te vas agarrando de los pelos de tantas que vas a ir descubriendo.

Antes, para que comprendas te explicaré de una forma sencilla, como si fueras un niño de “seis años” ¿Recuerdas eso? Denzel Washington, en la película Philadelphia.

Las familias cuentan con jefes, un papá y una mamá; los troncos, así son las fuentes. Las Serif, son un tronco y las San Serif, son otros. Luego aparecen los hermanos los primos tíos, tías.

Las regulares, bold, itálicas y otras que irán apareciendo serán los hijos, sobrinos y primos terceros. Es una gran familia en las que algunas se llevan bien y otras no tanto.


Serif: son las fuentes que tienen en sus bases y en la parte superior unas terminaciones llamadas serif, es como si se pudieran afincar solitas. Una fuente muy conocida es la mundialmente reconocida, TIME NEW ROMAN.

Sans serif: son los caracteres que carecen digamos de las patitas que tienen las serif mencionadas antes. Las sanserif, son conocidas también como palo seco y son las recomendadas para los ebook; pues permiten descansar la vista durante la lectura en los dispositivos, aunque hoy en día, las tablets Kindle, permiten al lector no solo alterar el tamaño de las fuentes, sino, que, además, le permite cambiar de una fuente Arial a una Baskerville y así sucesivamente hasta que se sienta cómodo.

Tendrás que decidir entre qué fuente emplear para el cuerpo del texto y cuál, para el título. La del cuerpo es más pequeña mientras que la del título ocupará muchos más puntos (pt). Luego debes reconocer qué familia utilizaras para resaltar en un cuerpo de texto, ¿será bold, bold italic, regular narrow, italic narrow? Las fuentes cuentan con una amplia gama de familias para elegir.

Es por lo que, el maquetador conoce perfectamente qué fuentes emplear y cómo estructurar los

párrafos. Sí, esa es otra, los párrafos, en esa área también hay cosas que evaluar, el diseñador deberá considerar qué estilo de párrafo hará lucir tu obra. Párrafo español, francés o en bloques, hay muchos otros estilos. También decidirá si incluir alguna fuente capital con diseño decorativos. En fin, que es su trabajo y con sus años de experiencia empleará las mejores técnicas para que tu obra quede perfecta.

Esperamos que esta información te resulte de interés.

109 vistas

© 2016 Abril 8 Kacarea.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Instagram