• José Luis Peñalver

77 GRADOS KELVIN


D.H. despierta en una habitación de hospital desconocida. Sospecha que convalece de una nueva operación o que va a comenzar otra absurda terapia de rehabilitación. Protesta porque sabe que su tetraplejia es incurable, por mucho que se nieguen todos a admitirlo.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo